Archivos Mensuales: abril 2015

Algunos tips para realizar desnudo artístico en exteriores.

La pose es importante siempre, ya se trate de fotografía de estudio, retrato o paisajes pero en esta nota me voy a referir específicamente a la pose en exteriores.
Un buen paisaje y una excelente modelo no nos aseguran una buena fotografía si no logramos “hacerla encajar” en el entorno y esto es exclusiva responsabilidad del fotógrafo.

A veces la profesionalidad de la modelo hace que repitan poses sin querer pero está en el fotógrafo decidir si la pose en cuestión se adapta a la idea -que siempre debe estar preconcebida. No se debe descartar tampoco las sugerencia de algunas modelos que además también suelen ser artistas plásticas, bailarinas o actrices y cuya opinión sin duda aporta.

Improvisar en exteriores, a veces con climas nada saludables, en altura, con frío y viento no es lo mas adecuado ni sano para nuestras modelos y además la incomodidad climática atenta contra la naturalidad y comodidad que siempre debe primar.

Mi regla de oro para desnudo en exteriores es ser rápido, muy rápido y esa rapidez solo podemos tenerla si tenemos muy en claro lo que queremos hacer para lo cual lo ideal es conocer la locación.
A veces llego a un lugar que no conocía previamente pero en ese caso siempre busco antes en internet de que forma es el paisaje y gracias a eso puedo imaginar las posturas que pediré  a la modelo mucho antes de llegar. Es un trabajo mental que puede estar acompañado de bocetos (yo casi nunca los hago).

A veces ni siquiera ser rápido y tener el mejor paisaje y modelo nos salva ya que llegamos a la locación a una hora donde el sol no está a la mejor altura y por ende la calidad lumínica no es la adecuada. Cuando hacemos fotografía en locaciones de altura no es posible preveer demasiado los horarios y al estar lejos de todo a veces se necesitan varias horas para llegar y otras tantas para volver por caminos de ripio evitando nos sorprenda la noche.

Publico tres fotos donde verán exactamente a lo que me refiero:

En la foto del cardón la modelo hace un perfecto contrapunto con su cuerpo jugando incluso con la posición y dando una idea de tamaños.

La foto del cementerio creo que no merece ningún comentario ya que la integración es total.

La foto de las rocas es un intento fallido (del cual soy el único responsable) ya que llegamos a una locación perfecta luego de mucho andar y el cansancio de ambos creo que se nota en la fotografía.

Aquí debo destacar otro punto muy importante en la fotografía con modelos en exteriores. Debemos estar descansados. A veces las horas de viaje para llegar a la locación y las caminatas hacen que modelo y fotógrafo lleguen al punto cansados como para crear algo bueno. El cansancio se nota de varias formas, en primer lugar en la expresión de la modelo y en segundo en el propio fotógrafo que no da con la pose adecuada para la situación. La foto del arroyo de piedras no estaba en el itinerario fotográfico pautado para ese día por lo tanto no sabía con lo que iba a encontrarme, sólo decidimos aprovechar un poco mas la luz subiendo primero una cuesta bastante empinada y bajando hasta el río. Ese día había sido muy fructífero fotográficamente y esto hubiera sido la guinda del postre pero la voracidad por crear imágenes bellas, pudo mas que el cansancio y se nota una foto exigida, con una pose sin fuerza porque el cansancio de la modelo se nota y el mío también al decidir culminar la sesión sin tener “la foto”.

Conocer el lugar, tener las poses en la mente para ser rápidos y estar descansados podrían sintetizar mi forma de trabajo para lograr las imágenes que quiero. El ser rápidos no es sólo para proteger a la modelo del frío sinó también del sol ya que unos pocos minutos con la piel desnuda a mas de 2000 msnm hace que la piel se queme mas rápido que a 0 msnm.

Jan Saudek y la maternidad …

…O paternidad.  La mirada de Saudek es compleja, oscura, perturbadora en todos sus aspectos. Sexo, deseo, muerte, inocencia, lujuria, ironía, belleza, envejecimiento, se mezclan y compiten en su obsesiva figuración de realidades humanas.  Se dijo de todo sobre su obra y su persona y muchos aún hoy lo tratan de pornógrafo, allá ellos. Para mi es uno de los mas grandes exponentes del arte erótico contemporáneo.

Hoy elegí algunas imágenes donde toda su sensibilidad esta puesta  en los niños, las mujeres embarazadas y los padres primerizos, verán temor, alegría, ternura, protección… No hay modelos aquí sinó integrantes de su propia familia, hijos, mujer y el mismo Saudek.

En otro post prufundizaré sobre su obra general y mas conocida, hoy solo baste decir que:

Jan Saudek nació en Praga en 1935, en la antigua Checoslovaquia. Muchos miembros de su familia murieron en campos de concentración durante la segunda guerra mundial. Fue uno de los primeros fotógrafos reconocidos por el mundo occidental. Al principio su fotografía era en blanco y negro, y después empezó a colorearla, dándola un estilo inconfundible.  El coloreado no lo realiza con técnicas digitales sinó pintando sobre sus obras ampliadas en papeles especiales.

(*) Podría haber titulado esta nota “Jan Saudek y la paternidad” pero siendo que la vida se forma en el vientre de la mujer prioricé la palabra Maternidad sobre la “paternidad”, en este caso es tanto biológica como creativa de su obra fotográfica.

No importa la cámara, importa la foto

La fotografía se convierte en arte cuando podemos dejar de lado cuestiones técnicas que por supuesto deben ser dominadas con anterioridad al disparo.  Lo verdaderamente importante es lograr transmitir el mensaje que queremos y los tecnicismos al momento de la toma atentan contra la concreción de ese objetivo al igual que el exceso de edición de una fotografía.  Una analogía podría ser el escritor que de tanto corregir utilizando la facilidad que le brinda la tecnología, pierde el impulso original, ese impulso que en un primer momento le hizo utilizar una palabra que luego ante múltiples modificaciones fue sustituida por lo políticamente correcto, perdiendo con ello en muchos casos la espotaneidad, y eso se nota.

No dudo que el exceso de edición puede generar obras magníficas donde el autor igual logra expresar una idea surrealista o no pero hay que saber diferenciar al artista fotógrafo del artista digital.

Henry Cartier Bresson salía a fotografiar con su Leica como única herramienta de expresión, a lo sumo llevaba dos si estaba cubriendo un reportaje, lo mismo se puede decir de Jeanloup Sieff quién afirmaba que el exceso de análisis mataba las emociones  y ni que hablar de Brassai que salía a fotografiar las callecitas de París de noche, solo acompañado por su cámara de cajón.

Lo intuitivo suele prevalecer en la fotografía artística pero suele haber honrosas excepciones como la del Maestro Pedro Luis Raota, tan criticado por elaborar demasiado sus tomas. El decía:
“Un fotógrafo imagina una imagen, y si esa imagen no existe, la creará como un director de cine…”
Convengamos que aún en este caso la imagen ya estaba en la cabeza del autor y basta con ver la obra de este fotógrafo para darse cuenta que armadas o no, Raota decía con sus fotos lo que quería y todo el mundo lo entendía.

Me desvié un poco del concepto original de este artículo en donde pretendo explicar que vale mucho mas saber mirar el mundo que conocer absolutamente todas las reglas de composición o estar pendiente del último lanzamiento en equipo fotográfico.  La mejor cámara con el mejor objetivo no nos servirá de nada si nada tenemos para decir, si no sabemos descubrir el momento justo –ese del que hablaba Bresson-,  si no podemos discernir cual es la mejor calidad de luz o si tal o cual imagen debe ir mas o menos contrastada a efectos de dramatizarla o no.
Los grandes Maestros de la fotografía no andaban por la vida cargando mochilas aparatosas llenas de “periféricos”, iban livianos, mirando y viendo, que no son sinónimos créanme.

A los principiantes les digo que no se vuelvan locos por los equipos, elijan una cámara con la cual se sientan cómodos, que puedan llevar a cualquier lado (porque deberán hacer muchísimas fotos y ver muchísimas mas de otros autores para educar la mirada). Elijan un objetivo de la mejor calidad posible que cubra un rango focal no demasiado grande ya que estos últimos no tienen buena calidad. Es preferible un 18-105 (en un sensor APS-C) que un 18-200 ya que este último no rendirá bien ni en 18 ni en 200. Si van a comprar su primera réflex digital no se dejen engañar por los vendedores ni la publicidad, hay dos marcas que se pueden comprar tranquilamente Canon y Nikon, Nikon y Canon, todo lo demás son copias de desarrollos de estas dos grandes empresas… Por supuesto no estoy hablando ni de Leica ni de Hasseblad… estas cámaras merecen notas aparte.

Si no hacen naturaleza o deportes no gasten fortunas en un teleobjetivo. Si les gusta el retrato, el desnudo artístico, el reportaje social… con un 18-105 en APS-C ó un 24-70 en full frame, van sobrados.  Un flash?… solo si hacen sociales.

La mejor luz es la que nos brinda la naturaleza, solo hay que aprender a utilizarla, eligiendo la mejor hora (y calidad lumínica) y aprendiendo algunos trucos para filtrarla y convertir una luz dura de sol en suave. Los días nublados, contra lo que suele creerse son los mejores para hacer fotos en exteriores porque las nubes hacen de filtro natural evitando sombras duras. Incluso la noche abre un mar de posibilidades creativas, no me crean a mi, pregúntenle a Brassai…

Günter Blum, maestro de la luz

Günter Blum (1949-1997) Alemania.

Conocido como “maestro de la luz”, junto con otros iconos de la fotografía como Helmut Newton o JeanLoup Sieff en el mismo contexto, y que se ha dedicado a la fotografía de desnudos. En este clásico dominio masculino con una larga tradición, el alemán desarrolla un inconfundible estilo y, la mayoría de sus desnudos femeninos, están inspirados en el cine negro o en Metrópolis de Fritz Lang.

Su modelo favorita se convertiría en su esposa en 1995. Blum trabajaba exclusivamente en blanco y negro, tendiendo a destacar lo esencial, sin la distracción de objetos reales. Las mujeres se presentan en formas cuidadosamente pensadas con un expresivo lenguaje corporal y una obsesiva coreografía de luz. Ajustes y accesorios son creados para la construcción de las imágenes que fueron tomadas dentro de estudios exclusivos. Su obra refleja una gran utopía de la belleza. Sus desnudos femeninos se caracterizan por curvas bien formadas y pronunciadas, mientras que en los masculinos destaca la forma atlética de los cuerpos.

Su trabajo ha sido publicado en revistas como Stern, Spiegel, Focus, GQ, Mens Vogue, Photographie, Max, Die Welt, FAZ, Color Foto, Profi Foto, Fotomagazin, Photo, Playboy, Elle, Cosmopolitain entre otras muchas. Gunter Blum estudió diseño gráfico. A principios de los años setenta trabajó como pintor e ilustrador freelance para revistas, sellos discográficos y editoriales. Vivió en Hamburgo y París. Posteriormente enseñó en la escuela técnica superior de artes creativas. En 1989 se volvió a la fotografía. En 1997 sucumbe a una grave enfermedad a la edad de 48 años. Poco después de fallecer los precios de sus impresiones originales se cotizaron a precios elevadísimos.

Hoy aquí pueden disfrutar de alguna de sus obras, gratis.

Howard Schatz, la plasticidad de los cuerpos

Howard Schatz es un oftalmólogo y fotógrafo estadounidense nacido en 1940.  Después de una carrera académica como especialista en retina, principalmente en el área de San Francisco, empezó a dedicarse como pasatiempo a la fotografía y la convirtió en una exitosa segunda carrera. Las fotografías de Howard Schatz se exhiben en museos y galerías  a nivel internacional y se incluyen en innumerables colecciones privadas. Ha recibido el reconocimiento internacional por su trabajo.

Schatz completó su título de médico en la Universidad de Illinois College of Medicine, seguido por una pasantía en el Hospital del Condado de Cooken Chicago, residencia en oftalmología en la Universidad de Illinois Eye Ear Infirmary, y la comunión en enfermedades vítreo-retiniana en el Hospital Johns Hopkins. Dr. Schatz fue también un especialista en Retina Médica con sede en San Francisco, California.

Sin duda su “visión” es PERFECTA!

“Quiero mirar a través del ocular de la cámara y enamorarme: Quiero mirar a través del ocular y observar una imagen que no haya visto nunca antes.”

Howard Schatz