Archivos Mensuales: octubre 2015

La vida en Blanco y Negro

La vida, al igual que una buena foto en blanco y negro, está compuesta por blancos, negros y un montón de grises en el medio… No se preocupen, no voy a hablar de la vida, sí de fotografía y más precisamente de la fotografía monocroma, que sigue siendo mi favorita, aunque no reniego para nada del color.

Mi amigo Ted Grant solía decirme que “…al fotografiar personas en color, sólo estás fotografiando su ropa, mientras que al hacerlo en blanco y negro, fotografías sus almas”. Yo, siendo más realista, menos poético y más práctico, opino que el monocromo es ideal para resaltar las formas y contrastes sin que el color actúe sobre nuestra percepción sicológica del todo. El estudio de los colores y sus efectos sobre los seres humanos escapa por lejos a esta nota, sólo voy a decir que algunos colores hasta tienen efectos físiológicos, tal el caso del rojo que acelera el ritmo cardíaco y está asociado al amor y la pasión. Tanto el blanco como el negro son “no colores”, el primero remite a la pureza, a lo espacioso a la nada y el negro a la muerte, poder, elegancia y misterio.

Conociendo el efecto de los colores sobre la siquis, el buen fotógrafo puede estimular a conveniencia el efecto generado en el observador de su obra. No es menos artístico por cierto el uso del color pero es ante este “manejo” del observador que muchos puristas ponen el grito en el cielo.

En monocromo los efectos se logran con el contraste, con la eliminación de tonos y por la buena utilización de la luz. Los grandes directores de la corriente neorrealista del cine italiano como De Sica, Fellini, Rosellini, Visconti y demás son la piedra basal de la obra de muchos maestros de la fotografía y a su vez ellos fueron influidos por fotógrafos como Brassai y Koudelka (googlear cualquiera de estos nombres en imágenes y verán a lo que me refiero).

El cine de Hollywood de los años 40 a los 60 también influyó lo suyo en la estética y forma de iluminar de grandes maestros mas contemporáneos como Helmut Newton y David Bailey.

Como regla general, el blanco y negro se utiliza para resaltar la forma por sobre el contenido y está más ligado a lo “simple”. Por esto mismo es fundamental el buen dominio de las luces y la composición para lograr fotos impactantes. Ya no dependemos de los colores que llevan la vista hacia donde pretendemos. Si queremos lograr fotos monocromas excelentes debemos utilizar trucos (como en la vida misma) para hacer resaltar el sujeto de un entorno oscuro, ya sea por detalle, contraste, claroscuro o manejo del color dependiendo sólo de sus gamas de grises o sencillamente eliminando esas gamas intermedias.

Una buena fotografía monocroma quedará en la retina y en nuestro recuerdo por  mucho tiempo porque aunque la vida transcurre en color se asemeja mucho a una foto en  blanco y negro…

Anuncios

Desmitificando un poco los sensores Full Frame

En una época no muy lejana fue la batalla por los megapíxeles… a mayor cantidad, mayor calidad nos decían –muy erróneamente- los vendedores de quipos que de fotografía sabían muy poco. Luego llegaron las compactas avanzadas o “cámaras puente” de un solo objetivo y con focales muy extremas (32,50 aumentos ó X) con espantosos visores electrónicos. Ahora hay una moda por las pequeñas mirrorless o cámaras réflex compactas sin espejo y con dos o tres lentes intercambiables, casi todas sin visor y que invitan a componer con la pantalla trasera… ajjjjjj.  Pero de lo que voy a hablar en esta nota es de la tendencia a adquirir una réflex digital Full Frame aunque no se tenga ni la mínima idea de como utilizarla “-total saco en automático….” Últimamente pareciera ser que el que no tiene una cámara de sensor completo no es considerado un fotógrafo “serio” … esto último afirmado por varios profesores de fotografía a sus alumnos que se inician con toda la ilusión del mundo con sus cámaras con sensores APS-C… Bueno, no es verdad!

No voy a ser tan cínico de decir que una cámara Full Frame no vale lo que cuesta porque mentiría pero quisiera desmitificar un poco en esta nota a todos aquellos que se sienten “frustrados” por no tener una y les voy a explicar el porqué.

Una FF -si voy a abreviar- tiene un sensor del mismo tamaño del viejo y querido negativo fotográfico de haluros de plata (24×36 mm) por lo que una focal de 50 mm sigue siendo 50 mm.

En una cámara con sensor más pequeño (APS-C) hay que multiplicar por 1.6 ó por 1.5 dependiendo del tamaño de los dos sensores más comunes utilizados en el mercado (Canon y Nikon respectivamente). O sea un 50 mm puesto en una Canon de sensor APS-C tiene una longitud focal real de 50mm x 1.6 = 80 mm (en Nikon es 50mm x 1.5 = 75 mm ya que este sensor es un poquito mas grande que el anterior). A esto se le llama factor de conversión y no es mas que un recorte en el tamaño del sensor para abaratar la construcción del mismo.

Si Ud. estimado colega se dedica a fotografiar naturaleza, fauna o deporte seguramente va a coincidir conmigo en que los teleobjetivos son lo suyo. Focales que van de 200mm a 400mm se convierten en una APS-C en 300mm y en 600 mm reales (montados en una Nikon o Sony), no es maravilloso?… Si fuera el poseedor de una FF el 200 se queda en 200 y el 400 en 400 con la gran desventaja  de costar de 3 a 5 veces mas que un objetivo para las cámaras de sensor mas pequeño. La calidad es mejor pagando esa gran diferencia de dinero??… Por supuesto que si pero es una calidad tan despreciable que no vale la cantidad de dinero extra que se debe desembolsar –Por supuesto que estoy hablando de comparar con objetivos de marcas reconocidas y lo mas luminosos posible para que el enfoque sea rápido.

Si compramos por ejemplo un zoom 75-300 f:4,5-f:5,6 notaremos que sólo nos dará calidad en su “punto dulce” es decir con diafragmas cercanos a f:8 y sin trabajar en los extremos… cosa que no sucede si compramos por ejemplo un 70-200 f:2.8 en todo el rango que además es estabilizado. Este último tiene la misma calidad en toda su longitud focal y prácticamente con cualquier apertura de diafragma.

Recordemos el factor de multiplicación para este 70-200 (hagan Uds. la cuenta) y pensemos que además se le puede agregar un duplicador de distancia focal para llevarlo justamente al doble de la focal perdiendo solo un punto de diafragma.  No creo que nadie pueda demostrarme fehacientemente en copia ampliada que la calidad obtenida con -por poner un ejemplo-70-200 f:2.8 de Canon (el famoso blanquito) es inferior a un lente de iguales características (que cuesta cuatro veces mas) puesto en una FF… (línea L ó Luxury).  La merma en la calidad en todo caso puede decirse que está dada por el tamaño del sensor que es mas pequeño pero esto tampoco es real al 100%.

Me explico, un sensor grande ofrece mayor rango dinámico como detalle mas destacable, luego le sigue la capacidad de obtener copias mas grandes, pero probaron ampliar a 50 x 70 una foto obtenida por una Nikon D7100 –por poner otro ejemplo… acaso la calidad de la copia no es excelente?… Muchas veces necesitan ampliar a mas tamaño?… Yo incluso hice ampliaciones de un metro del lado mayor partiendo de una imagen obtenida con una Canon 60D sin mayor problema… claro a mi me gusta el blanco y negro. Además vengo del mundo analógico donde el grano no era uno de los pecados capitales y se usaba en forma creativa. Un poco de grano (ruído en digital) le da a mis monocromos la “textura”  que me gusta en blanco y negro.

Intenten lograr grano (ruído) con un sensor de alto rango dinámico (FF)… muy difícil salvo que trabajemos a mas de 4000 ISO y como llegar a esa sensibilidad si fotografiamos en exteriores con luz de día?… Filtros DN me dirán algunos… la visión es muy pobre si usamos un DN4 y necesitamos ver bien para componer bien. El enfoque se haría mas lento también.

Otro detalle para los amantes del blanco y negro: Un sensor mas pequeño al tener menor rango dinámico por lógica da imágenes mas contrastadas.

Me van siguiendo?… El profesor del nuevo curso de fotografía que les dice que deben comprar la Full Frame si quieren obtener la máxima calidad no estará exagerando un poquito?… Los nuevos sensores son mucho mejores que los fabricados hace un par de años atrás por lo que responden mejor a ISOS elevadas y esto es aplicable a las FF o las APS-C.

Sintetizando:

Entre las ventajas que tienen los sensores FF con respecto a los APS-C destaca la gestión del ruido al recibir más cantidad de luz por su tamaño y la capacidad de conseguir mejores resultados a la hora de crear enfoques selectivos. Podemos decir, en general, que el FF obtiene imágenes de mayor calidad que los sensores más pequeños, pero estos últimos también tienen sus ventajas , y no son pocas a saber:

  • Cuerpos y lentes mas livianas y baratas
  • Facilita componer imágenes con mayor profundidad de campo
  • Gran cantidad de objetivos disponibles en el mercado a mucho mejor precio

La tecnología avanza muy rápidamente pero el márketing va siempre por delante.  No hay que obsesionarse tanto por el tamaño del sensor y si mas por hacer buenas fotografías.

Una APS-C de gama alta (doble procesador, cuerpo de aleación de magnesio, cobertura del visor del 100% con magnificación de imagen…) cuesta la mitad que una FF, lo que no es un dato menor.

Si yo usaría una Full Frame?… Por supuesto, si algún empresario de Canon o Nikon me obsequia una EOS  1D-X ó una D4 con al menos dos objetivos: 14 mm y 24-105. No me dedico a la naturaleza por lo que no necesito un zoom extremo. Con el dinero de lo que cuesta cada uno de estos equipos puedo adquirir dos cuerpos de la gama mas alta en sensores APS-C y varios objetivos de excelente calidad y otros accesorios (pero sinceramente no me gusta andar cargado de equipo). Mientras tanto utilizo cámaras de sensor APS-C de gama alta con el mismo sellado contra polvo y agua de sus hermanas mayores mucho mas caras y con la misma ergonomía.

Con esta nota no pretendo denostar a quienes gastaron un dineral en equipos de cuadro completo, sólo quiero animar a los que están pensando en adquirir una FF porque les dijeron que eran lo que necesitaban.   No se asusten ni den como verdad absoluta eso de que las Full Frame son mejores o brindan mayor calidad porque la realidad es que cualquiera sea la cámara que se utilice, lo que verdaderamente importa es la persona que está detrás de ella…

_______________________________________
Nota: el autorretrato que acompaña este artículo se realizó con una cámara con sensor APS-C de gama media a ISO 1600 y luz natural.

Video homenaje a Helmut Newton: “A puertas cerradas”

Realización y edición del video: Luz López de Wicca Producciones , Gracias !!

Fotografía: Walter Belfiore