Archivos Mensuales: abril 2016

Desnudo y retratos en interiores con luz natural

Contra lo que suele creerse, no es necesario disponer de un estudio y costosos equipos de iluminación para realizar excelentes retratos y desnudos en interiores con luz natural, se pueden lograr impactantes imágenes utilizando simplemente dicha fuente de luz.

La luz que entra por una ventana o ventanal suele ser difusa e ilumina de forma muy estética a la modelo y se puede suavizar mas aún simplemente corriendo las cortinas que deberán ser de tela blanca semitransparente para evitar dominantes en el caso de trabajar en color. Si no hay cortina la solución pasa por colocar una sábana blanca cubriendo la ventana, sobre todo si la luz es muy fuerte.

Por supuesto debemos anticipar a que hora del día tenemos la mayor cantidad de luz ya que de lo contrario será necesario trabajar con sensibilidades ISO muy elevadas y estaremos muy condicionados por la gran apertura del diafragma y la relativamente poca profundidad de campo, y ni hablar la dificultad que supone disparar a bajas velocidades de obturación con una modelo que se mueve.

Es muy importante conocer el lugar con anticipación para evaluar cual es el mejor horario lumínico dependiendo por supuesto hacia donde esté orientada la ventada. Incluso si la misma da a un patio interior y nunca el sol es directo hay un horario de mayor incidencia lumínica que suele durar sólo un par de horas por lo que es importante esta logística previa mínima para no quedarnos sin luz natural en medio de la sesión fotográfica.

Obviamente trabajando con  luz natural no podemos ajustar la potencia como con los flashes de estudio o luces continuas artificiales por lo que deberemos jugar con la distancia entre la modelo y la fuente de luz para aumentar o disminuir la intensidad de la misma. Incluso si la modelo está muy cerca de la fuente luminosa y la habitación es grande se puede obtener un gran contraste entre primer plano y fondo, quedando este último subexpuesto, a veces tanto que es casi como tener un fondo infinito oscuro. Si el contraste es muy fuerte se puede suavizar rellenando las sombras y zonas oscuras mediante paneles blancos o una lámina de telgopor.

Recordemos que el ojo humano tiene un gran rango dinámico y puede capturar todas las diferencias de niveles entre luces y sombras pero el sensor de una cámara, aún las de gama alta, no alcanza ni por asomo ese rango por lo que debemos tener un control absoluto sobre que queremos que se destaque y  que no.

Es sumamente importante tratar que el fondo se vea lo mas desprovisto posible si no disponemos de muebles que sirvan para crear “ambiente” y aún así evitar muebles claros que van a seguir resaltando aunque el fondo esté subexpuesto. Yo prefiero por lo general una pared totalmente desprovista, menos es mas… no me cansaré de repetirlo.

Se puede jugar incluso con el contraluz ubicando a la modelo delante de la ventana o generar climas románticos y claves altas sobreexponiendo mediante una medición puntual del rostro o cuerpo y dejando deliberadamente el fondo quemado y sin detalles. Algunos fotógrafos pendientes de los histogramas pensarán que esto que digo es una barbaridad pero quemar un fondo es una opción perfectamente válida y fue muy usada por grandes maestros de la fotografía de la talla de Jeanloup Sieff, Helmut Newton, Bresson, David Hamilton …

Y ya que nombré a Hamilton, suelo emplear un sencillo procedimiento para lograr imágenes cargadas de la nostalgia y sensualidad que emanaban sus obras y se trata simplemente de utilizar mi propio aliento para empañar el objetivo de la cámara y disparar mientras el mismo se va disipando. Es una técnica que requiere práctica y rapidez pero puede dar resultados magníficos suavizando delicadamente una imagen sin necesidad de ningún filtro ni artilugio extra.

Un lente ideal para este tipo de fotografías es el normal de 50 mm f1:8 para enfocar rápido y aprovechar al máximo la luz que no es precisamente abundante a la vez que nos permite enfoques mas puntuales descartando, mediante el desenfoque, objetos que puedan molestar visualmente.

Si el lugar no es muy grande, esta óptica puede traernos algún problema si queremos fotografiar un cuerpo entero pero los resultados suelen ser de mayor calidad que los obtenidos con un lente de distancia focal variable (zoom).

La luz natural ya sea en interiores o exteriores es la mejor fuente de iluminación posible y es un error pensar que necesitamos un costoso estudio para lograr resultados satisfactorios. El estudio puede dar seguridad ya que se tiene todo bajo control pero si se domina bien la técnica fotográfica con luz natural nuestras fotos ganarán en espontaneidad, sencillez y delicadeza.

Todas las fotos que ilustran este artículo fueron obtenidas en condiciones de luz natural como las descriptas. Algunas fotos están recortadas para evitar la censura en las redes sociales.

Anuncios

“… Un buen desnudo artístico es aquel en donde la desnudez no es en lo primero que piensas. No me gustan las fotos de desnudos donde solo se ve que la modelo es bella, por supuesto lo valoro como hombre pero no desde un plano plástico o poético. Detesto los desnudos vulgares con pretensiones artísticas, prefiero ver una mujer desnuda en Playboy que un trabajo artístico pretencioso en una galería de arte, por desgracia son los que abundan. Un desnudo verdaderamente erótico es muchísimo más honesto… “

_MG_2599color_mini

Poses en 500px

Una de mis obras comparte la cabecera en 500px junto a artistas de la talla de Igor Amelkovich, Anton Belovodchenko o Alan Payne por citar solo algunos de mis colegas preferidos.

Aquí el enlace:
https://500px.com/photomi/galleries/poses