Archivos Mensuales: mayo 2016

Paco Farero, el fotógrafo de la noche

Descubrí la obra de este gran artista español hace un tiempo, buscando tutoriales sobre lightpainting ó pintar con luz y lo que descubrí no me dejó para nada indiferente como seguramente no los dejará a Uds.

Paco es un apasionado de los paisajes nocturnos donde con su técnica depurada nos muestra lo que el ojo humano no alcanzaría a ver y no solo nos deleita con su arte sinó que además lo explica en excelentes tutoriales.

No soy de hablar mucho de la obra de los fotógrafos porque como tal, se que ella misma debe expresar lo que el autor siente al realizarla… baste decir que pasión y perfeccionismo es el sello inconfundible del arte de Paco Farero.

En este video podrán ver parte de su obra realizada entre el 2015 y el 2016:

Les dejo además su página oficial ya que vale la pena darse una vuelta por allí:

http://pacofarero.com/

Anuncios

La clave de las claves alta (high key)

Las claves altas y bajas se refieren a la escala zonal de grises definida por el fotógrafo de paisajes Ansel Adams, éste estableció un sistema de 11 zonas para pasar del negro al blanco. Las claves altas se ubicarían en las 5 primeras zonas que van del blanco al gris y las claves bajas en las zonas restantes, que van del gris al negro,

zonescale

Para incursionar en este terreno lo primero que vamos a necesitar es luz, mucha luz.  Voy a explicar brevemente como realizo yo mis claves altas, comentando de paso que el nombre está dado por la predominancia de las luces “altas” o fuertes, en contraposición con las claves bajas en donde predominan las sombras y la oscuridad.

En primer lugar si la piel de la modelo y el cabello son claros ya tenemos resuelta una parte importantísima de la clave alta. El cabello no suele ser algo decisivo para incursionar en este estilo ya que siempre queda la opción de cubrirlo o atarlo detrás si es muy oscuro y el resto solucionarlo con luces, pero si es rubio o claro es mucho más sencillo y la foto puede ser bastante mas efectiva.

El fondo, si trabajamos en estudio debe ser blanco y tener al menos dos reflectores o flashes apuntando al mismo y otro par a la modelo. Debemos ser capaces de crear una “luz circular” o caja de luz que lo cubra todo evitando sombras oscuras, aunque estas pueden contribuir a la composición de la fotografía, enfatizando detalles que se perderían entre tanto blanco sobre blanco. Lo ideal es usar como mínimo un par de softobox si estamos haciendo solo retratos –para fondo y primer plano.

Trabajar con mucha luz además nos permite usar ISOs mínimos ya que si usamos mayor sensibilidad corremos el riesgo de generar “ruido” y esto suele afectar la delicadeza que debería tener una buena clave alta. Siempre ISO 100 es lo que a mi me resulta.

Es importante que en la composición incorporemos algún elemento de tonos bajos, es decir oscuros, yo suelo usar los ojos que generalmente remarco con algún delineador oscuro.

La mejor luz siempre es la suave o atenuada por lo que si no disponemos de un softbox podemos usar luz continua o flashes pero suavizando la luz aplicando una tela blanca muy suave entre luz y modelo que haga las veces de filtro difusor.

Una clave alta correcta dispone de textura, es decir que incluye todos los tonos altos de la escala pero de ninguna manera debemos quemar los blancos.

Si bien mediante Photoshop podemos lograr una clave alta partiendo casi de cualquier fotografía, el resultado será mucho mas satisfactorio si planeamos lo que queremos al momento de realizar la foto… esto es válido para todo tipo de fotografía.

Helmut Newton, Sumo -Documental

En este documental encontramos los testimonios de gente como David Lynch o de modelos que han trabajado con él y que señalan la forma intensa y efervescente que Newton tiene de trabajar. Basado casi íntegramente en su magnífico libro SUMO y en la presentación del mismo.

Sobre el libro …
El libro cuenta con dos ediciones a la venta
, la “original”, por así mencionarlo, y la re-edición realizada y revisada nuevamente por la mujer de Newton años después de su muerte. La edición original se limitó a 10.000 copias, con unas dimensiones de 50×70 cm, 30kg de peso, y todos los ejemplares están firmados de puño y letra por el autor, al igual que numerados. Está edición se encuentra a la venta en la actualidad por 10.000 €, cuenta con un atril realizado exclusivamente, y es sin lugar a dudas la mayor producción en formato libro realizada en el siglo XX, siendo algo único y al alcance de muy pocos.