Me encanta ver a un niño dibujando porque es en la niñez donde se es puro y honesto por última vez. Luego la enseñanza y el entorno van puliendo esa honestidad y se convierte en otra cosa con más o menos valor pero muy difícilmente logra conservarse ese espíritu creativo en su máxima expresión.

W. Belfiore

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s