Archivo de la etiqueta: #retrato

La fuerza emocional del retrato en blanco y negro

Generalmente uso el blanco y negro para casi toda mi obra personal pero si hablamos de retratos el monocromo es la opción indiscutible, ahí directamente veo en blanco y negro -de los cientos de retratos que tengo solo debe haber un par en color.

El fotógrafo Lukas Dvorak lo explica de una manera clara:

“La fotografía en blanco y negro tiene una gran ventaja: nos da una mayor profundidad a la hora de vislumbrar el carácter de la persona fotografiada. Los colores confunden nuestro cerebro porque se presentan como algo más complicado ante nuestros ojos. El blanco y negro nos permite concentrarnos en el personaje, y es por eso que los retratos tienen mayor intensidad”

No hace falta un esquema lumínico de varias luces para lograr un retrato con fuerza, todo lo contrario, lo mejor es emplear una sola fuente lumínica y dependiendo de donde sea colocada la misma es el carácter final que tendrá la fotografía. No es lo mismo una luz picada que una lateral o contrapicada. En un mismo rostro estas tres posiciones dan tres personajes diferentes de una misma persona.

El director de fotografía Greg Toland (Ciudadano Kane) decía siempre que al iluminar los rostros no buscaba una imagen bonita o estética de estos sinó una mayor fuerza emocional.

Es necesario conocer un poco a la persona  si queremos lograr un retrato expresivo. No soy partidario de las imágenes robadas en la calle con teleobjetivos, prefiero acercarme lo mas posible y entablar un diálogo para disparar en el momento que ya no exista tensión. Lo mismo aplica en el trabajo con modelos. La mejor foto es la que se logra cuando ellos creen que no los estamos fotografiando y que solo medimos la luz, es un truco que aplico con frecuencia.

Conociendo el carácter de la persona podemos definir donde colocar la luz. En la actualidad trabajo preferentemente con luz natural y a lo sumo alguna pantalla reflectora para acentuarla donde crea mas conveniente.

Todas las fotos de esta galería fueron realizadas con luz natural, ya sea en exteriores o proveniente de una ventana.  La excepción es la del niño llorando en la que usé un flash separado de la cámara y con un concentrador para lograr el dramatismo.

Anuncios

El retrato creativo

Se entiende por retrato creativo aquel que logra transmitirnos, además de los rasgos fisonómicos del retratado, su personalidad y estado de ánimo, un intento de definición podría ser este: “Es el que reúne una serie de iniciativas artísticas en torno a la idea de mostrar no sólo las cualidades fisonómicas, sino más bien el carácter o estado anímico de la persona retratada.”

Es fundamental, por lo expresado, conocer algunos aspectos de la persona que está ante nuestro objetivo si queremos lograr una fotografía expresiva y no solamente una simple instantánea,  si la persona es conocida  mucho mejor porque ya sabemos cuál es su carácter y podemos enfatizar el mismo con el uso de la luz. Por ejemplo, si vamos a fotografiar a una persona de fuerte personalidad es conveniente usar una luz acorde, es decir, no demasiado suavizada para resaltar el rostro, creando algunas sombras y colocando la cámara un poco abajo del plano de los ojos dando mayor importancia y énfasis mediante el simple cambio de perspectiva al modelo.

Si por el contrario estamos frente a una persona de carácter delicado es mejor utilizar una luz acorde y la cámara a la altura de los ojos enfatizando los mismos.
En este punto cabe recordar que el centro de interés de todo buen retrato siempre se encuentra en los ojos, estos son los que expresan el estado de ánimo de la persona mucho más que una mueca o sonrisa. Los ojos no mienten, el foco siempre debe estar clavado en ellos y se hace indispensable resaltarlos con algún brillo utilizando un flash a mínima potencia. Esto es válido también para fotos en exteriores. Un excelente retrato con los ojos apagados, en verdad no tiene nada de excelente… no se si me entienden.

Nunca debe usarse para retratos un flash directo, como no sea a mínima potencia y en exteriores por lo dicho anteriormente con respecto a resaltar el brillo de los ojos ya que este tipo de luz aplana la imagen.

Por el contrario, conviene una luz principal lateral para darle mayor relieve al rostro y sobre todo si queremos resaltar arrugas en una persona mayor. Si no contamos con un flash extra, una buena opción es utilizar como fuente de luz principal, la que entre por una ventana, acercando a la persona a la misma y suavizándola sencillamente cerrando las cortinas, obviamente dando por supuesto que las mismas sean blancas.

Un método poco conocido y que particularmente uso con mucho éxito para suavizar la imagen y darle un aire de ensoñación es empañar el objetivo con mi propio aliento y disparar varias tomas hasta que el mismo se evapore… (si quieren conocer otros trucos excelentes y que no están en los libros recuerden que está abierta la inscripción al Taller de Retrato Creativo…).

Dónde ubiquemos la cámara es otro punto fundamental que nos permite mostrar fortaleza o desolación. No es lo mismo por ejemplo, fotografiar a una persona con la cámara al nivel de los ojos que desde abajo hacia arriba (enfatizándola) o desde arriba hacia abajo (minimizándola, creando cierta sensación de encierro y soledad). La posición de la cámara como podemos ver, es fundamental y cambia completamente el resultado y sentimiento de la imagen final.

Lograr un retrato natural es muy simple y mi técnica es decirle a la persona que baje la mirada o mire a un costado y sólo mire a cámara a mi requerimiento, logramos una expresión mucho más natural y fresca que si la tenemos posando mientras hacemos los ajustes de foco y encuadramos correctamente. También debemos tener en cuenta el fondo, cerremos el plano lo más posible y si la cámara es una compacta sencilla y no permite hacer desenfoques, fijémonos bien que en el fondo no aparezcan demasiados puntos de distracción. Un buen retrato debe ser simple y armonioso, preferentemente sobre un fondo neutro (blanco, gris, negro). Si los ojos tienen fuerza y son claros podemos cerrar mas el cuadro y enfatizarlos ganando impacto visual.

Un pintor empieza sin nada y va añadiendo elementos hasta que consigue la imagen perfecta. Un fotógrafoempieza con todo y va quitando cosas hasta que obtiene la imagen perfecta.
Esto se llama síntesis fotográfica y me da pie a unas de mis frases favoritas, frases que mis alumnos ya conocen de memoria:
“En fotografía, menos es siempre más…”